domingo, 21 de agosto de 2011

"Edificar sobre roca firme"





José Bellido Nina


La presencia del papa Benedicto XVI en España, por la XXVI Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, es reconfortante y esperanzadora. Recordando que “la juventud es tiempo privilegiado  para la búsqueda y el encuentro con la verdad”Dejarnos poseer por la verdad y estar al servicio de ella.

Muchos jóvenes escuchamos en las palabras del Santo Padre un mensaje de esperanza, pero sobre todo un anuncio de la Gracia y Reconciliación. Un mensaje también de crítica hacia los que se aferran en la utilidad y el pragmatismo, desencadenando una ciencia sin límite y totalitarismos políticos que cosifican a la persona. “A tantos que se contentan con seguir las corrientes de moda; se cobijan en el interés inmediato, olvidando la justicia verdadera o se refugian en pareceres propios en vez de buscar la verdad sin adjetivos”.

En nuestro tiempo, Europa parece estar olvidando sus raíces cristianas, sucumbida por la ideología laicista y la crisis de valores; exportando ese pensamiento relativista y nihilista bajo la fachada de un mayor “progreso” y el error en que incurren muchos gobiernos y Estados de legislar bajo ese "modelo" en aras de un mundo "posmoderno".

Para eludir estas tentaciones, nuestra vida debe edificarse sobre roca firme que es Cristo; sin avergonzarse de él y darlo a conocer mediante un diálogo y respeto frente a quienes no lo cobijan en el corazón. Una roca que refuerza el quehacer moral, jurídico, político, social y económico de todos los días; sin perder de vista que la vida de un joven profesional debe tener como base la verdad de que la persona es imagen y semejanza de Dios.

Como bien dijo el Sumo Pontífice:

"Queridos jóvenes, escuchad de verdad las palabras del Señor para que sean en vosotros espíritu y vida, raíces que alimentan vuestro ser, pautas de conducta que nos asemejen a la persona de Cristo, siendo pobres de espíritu, hambrientos de justicia, misericordiosos, limpios de corazón, amantes de la paz".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario